Que es ser un abogado de Uruguay

Un abogado, es la persona que de manera profesional se encarga de ejercer todo lo relacionado con la defensa jurídica en el juicio, los procesos administrativos, y los procesos judiciales. También se encargan de dar consejos y asesorar con lo relacionado a lo jurídico.abogado

En el ordenamiento de Uruguay, para poder llegar a ejercer la profesión de abogado, el profesional debe estar inscrito en el Colegio de Abogados, o tener la autorización necesaria por parte del Estado para ejercer su carrera. Al haber cursado un doctorado con los aportes originales de la Ciencia Jurídica, se obtiene el título de doctorado.

Generalmente un abogado se define como la persona que ha recibido un título de grado habilitado de acuerdo a la legislación del país que reside, que ejerce el Derecho, junto a la asistencia de terceras personas, pasando a ser un colaborador indispensable y activo en la Justicia de Uruguay. También reciben el nombre de doctor, sin importar si ya han realizado un doctorado.

Ser un abogado, tiene como objetivo principal colaborar con la defensa de la justicia. Su sólida teoría y la práctica, es supervisada por el Estado y los Colegios. Este profesional resuelve los conflictos en materia judicial y extrajudicial, la magistratura, la función pública, la investigación, y la enseñanza.

Su trabajo es defender los intereses en el litigio. Un abogado profesional como Abogada Uruguay está preparado y especializado en todo lo referido a lo jurídico, porque es la única persona que puede enfocarse adecuadamente al problema legal del justiciable o ciudadano.

Además de que interviene en un juicio, la función principal y básica es la prevención. El asesoramiento con una redacción correcta de documentos y contratos, evitara los conflictos sociales, de modo que el abogado más que para los juicios o pleitos, tiene como fin no llegar a una mediación extrajudicial.

Tanto es así, que en muchos de los procedimientos judiciales se debe comparecer obligatoriamente ante los tribunales por el abogado, en otras palabras, toda presentación judicial o escrito debe firmarse por el cliente, procurador, representante legal, y abogado, garantizando el ejercicio adecuado del derecho a la defensa en el proceso.

El doctor posee poderes del cliente o defendido a través de una autorización en un instrumento público, o por comparecencia en el tribunal o juzgado, de manera que se pueda dirigir o representar  en juicio en las actuaciones administrativas o legales que no necesiten de un procurador.

Todo profesional en el derecho debe basarse en los principios de independencia y libertad. El principio de buena fe y de confianza es la base fundamental entre el abogado y el cliente, ya que está sujeta a un secreto profesional.  Así mismo debe estar consciente de la responsabilidad social en la que se encuentra, donde su actuación es crítica y equilibrada para conseguir la paz social, colaborando con los tribunales y juzgados en el sistema judicial de Uruguay.

Actualmente en el Colegio de Abogado de Uruguay, hay un servicio de asistencia jurídica gratis para los uruguayos que no tienen los recursos para pagar los honorarios de un abogado.

ENVIAR UN COMENTARIO